26 September 2019
fashion
Estilo con sentido: La industria de la moda actual y la sustentabilidad
byMelanie Torres

La preocupación sobre el cambio climático ha aumentado enormemente en las últimas semanas y es que el calentamiento global es una realidad aunque algunos aún intenten negarla. 

En este sentido cobra gran relevancia los llamados activistas que incitan a realizar un cambio hoy. Ya pudimos escuchar el gran discurso de Greta Thunberg en la cumbre del clima de las Naciones Unidas, en el cual señaló: “Nos están fallando.Pero los jóvenes están empezando a entender su traición. Los ojos de todas las generaciones futuras están sobre ustedes. Y si eligen fallarnos, nunca los perdonaremos.”

Pero ¿que tiene que ver el cambio climático, la contaminación global y la industria de la moda?

La respuesta es, ¡mucho! 

La industria de la moda (como otras industrias que escapan del contenido de este post, pero que sí hay que observar) es una de las industrias que más contamina el medioambiente en la actualidad. Según la ONU la industria textil es la segunda más contaminante del planeta después de la petrolera, ya que para producir unos pantalones se requieren alrededor de 10.000 litros de agua, una cantidad mayor a lo que bebería un ser humano en 10 años.

Además, la industria produce el 20% de las aguas residuales y el 10% de las emisiones de carbono en el mundo, mucho más que todos los vuelos internacionales y los barcos de carga combinados, según un comunicado de la organización, emitido a finales de julio del año pasado.

Para tener una visión más clara de la contaminación que produce este sector, podemos recordar que la mayoría de las prendas que conocemos, se confeccionan con diferentes materiales que luego van a parar al ecosistema. Los pantalones por ejemplo son confeccionados con poliéster, nailon o acrílico, que vierten hasta medio millón de micro plásticos anualmente en los ríos que terminan en los océanos. Y cada vez más los “tiempos de vida” de nuestras prendas son relativamente cortos. Además, hasta el 85% de los textiles son desechados en vertederos o incinerados causando aún más contaminación.

La situación es clara. Por ello se están tomando medidas internacionales que ayuden a revertir la situación. 

La Oxfam, Confederación internacional formada por 17 organizaciones no gubernamentales nacionales que realizan labores humanitarias en 90 países, lanzó en Reino Unido la campaña que llama este mes de cambio de temporada a optar por las prendas de segunda mano, y aportar al cuidado del medio ambiente y la pobreza. Puedes ver el enlace aquí

Otras de las medidas son las charlas y semanas de la moda sustentable realizadas en países como España e Italia, en las cuales se hace un llamado a los consumidores a tener pensamiento crítico a la hora de observar publicidad, a que acepten sus cuerpos y formas y a que no opten sólo por lo que esté de moda, sino por lo que tenga calidad y durabilidad. 

    PKvmr2YaP5AdJyxDINaJir4p71sl 1920x1280 Moda sostenible en la semana del cambio climático en San Sebastián, España.

Por otro lado hemos visto en el último año el auge positivo de nuevos diseñadores eco friendly que con sus emprendimientos intentan cautivar a los consumidores. 

En cuanto a marcas ya posicionadas en el mundo “fashion”, la reconocida casa de moda de haute couture Dior, lanzó su nueva colección Spring-Summer 2020 con el logo de la sustentabilidad en la últimas semanas de la moda de París. Por su parte H&M y Zara, cadenas de ropa del fast fashion, lanzaron nuevas colecciones y sistemas amigables con el medio ambiente. 

    PKvklmGOd0x8TDN7tvR2xf2m8EhW 1920x2688 Colección sustentable primavera-verano de Dior en París Fashion week 2019.

    PKvfu8V5g9EYiZl6NOo0RBhQEqEe 1920x1237 Puesta en escena para el desfile de Dior en PFW 2019.

Sin embargo esto no es todo lo que se necesita para darle un vuelco a la industria y aportar al planeta. Aún se necesita lo más importante, nosotros. 

Y es que si nosotros no tomamos la decisión y no hacemos el cambio, difícilmente las campañas y nuevos diseños sustentables funcionarán y la industria seguirá el mismo curso. 

Formas de hacer el cambio. 

Aquí les quiero dejar algunas formas para comenzar a ser parte de este nueva mirada al mundo de la moda. 

Elige Slow Fashion, esto es:

Elige ropa confeccionada con fibras naturales como el algodón, bambú, lana, lino, entre otras. 

Elige prendas de mayor durabilidad como las anteriores, o aquellas confeccionadas con materiales de mejor calidad, ya que así evitas tener que ponerlas en la basura rápidamente. 

Elige prendas versátiles, que no pasen de moda rápidamente. 

Compra de segunda mano. Reutilizar es maravilloso a la hora de ayudar al planeta, ya que así estás evitando que todos esos materiales dañinos vayan a depositarse en rios y océanos o que sea quemada, como lo hizo la cadena de ropa Burberry en el año 2017. 

Recicla. Tu misma puedes donar y no botar tu ropa. 

Customiza. Me encanta este concepto porque permite que volvamos a darle vida a nuestra ropa, volviéndose mucho más linda o más cool. Para hacerlo sólo necesitas ingenio y creatividad. Puedes ponerle tachas, brillos, o cualquier aplicación a tus chaquetas, o puedes cortar, hacerle flecos y bastas entretenidas a tus jeans. Todo depende de lo que a tí se te ocurra. 

Compra en lugares donde se haya producido la ropa respetando los derechos humanos. Recuerden la catástrofe ocurrida en Bangladesh. 

Busca nuevos diseñadores locales que utilicen materias primas sostenibles y buenos materiales. 

Oponte a las cadenas de ropa que fabrican en cantidades industriales, utilizando materiales de mala calidad, y creando cada dos meses nuevas modas pasajeras (ropa desechable). 

No compres ropa por comprar, piensa en el alto costo que se pagó para que esa prenda llegara a tu closet. 

    PKvm2FVwRWA5mhx14cQHuobrWEMb 1920x1478

La verdad es que personalmente desde hace tiempo me he tomado este tema muy en serio, ya que soy amante de la moda, pero no quiero serlo de una forma irrespetuosa con el medio ambiente. De hecho ya he tomado decisiones acerca de cómo armar un closet consciente, que no tiene nada que ver con aburrido o “out”, al contrario, creo que un closet sustentable es mucho mejor porque permite que tengamos prendas más clásicas, más básicas, de mejor calidad y más versátiles. Lo que al final se traduce es menos es más y mejor. 

Si te gustó este post compartelo, hagamos juntas el cambio, siendo fashionistas conscientes.

Deja Tu Comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Publicar
LOADING
Copyright © 2019 Meli Torres