05 July 2019
travel
Turismo en Santiago
byMelanie Torres

La semana pasada fue super movida, entretenida y llena de amor.  La mamá y la hermana de mi marido vinieron desde Estados Unidos a Santiago para compartir con nosotros y principalmente con Benji, el que estuvo feliz de disfrutar junto a su Grandma Sarah y a su Tía Allison.  

Por esa razón estos días estuvimos llenos de panoramas y de cariño, y es que la compañía de la familia siempre es bienvenida, sobre todo cuando son personas cálidas y amorosas como ellas. 

¿Qué hicimos?

Para poder compartir junto a ellas tuvimos que acomodar nuestros horarios y turnarnos de forma tal de poder acompañarlas  a recorrer la ciudad, o bien de poder armar panoramas en casa que fueran entretenidos.

Recorriendo la ciudad.

Haciendo algo de turismo estos días con ellas descubrí que en Santiago hay muuucho que conocer, tal vez no tanto como en otras ciudades famosas del mundo, pero creo que sí lo suficiente como para entretenerse y como para mostrarle a alguien extranjero que viene de paseo a nuestra capital. 

Aquí una lista de los lugares visitados.

    OxFPwJRInTLlJLZCr6w5bpal3GhG 1920x2560

    OxEjvHuOiXXCMUh9dNjuZTXi5FIN 1920x2560

Patio Bellavista. ¡Obvio! Lleno de restaurantes, bares, buen ambiente y tienditas de finos souvenirs, el patio Bellavista fue en un excelente lugar para salir a recorrer con ellas y para que conocieran parte de la vida santiaguina. 

El mercado Central ¿Hay algo más típico que ir a darse una vuelta a este mercado y comer mariscos o pescado? mmm pocas cosas, por eso pasamos un día a almorzar a este lugar y créanme que les encantó.

    OxFK9PNw08fFdEF lsunNNbYhoaZ 1920x2560

El casco histórico de la ciudad. El día que recorrimos esta zona compuesta por el Palacio de Tribunales de Justicia, el museo de arte precolombino y la Plaza de Armas fue uno de los días más entretenidos para ellas, y cómo no si está compuesta por un monumento histórico de la ciudad que se puede recorrer de forma libre, uno de los mejores museos de Chile y por la plaza que es el centro de la ciudad y que alberga a la Catedral Metropolitana de Santiago. 

    OxFUNT 08uaa0m36K6kawYBlwBo3 1920x1440

Parque Metropolitano. Este fue uno de los panoramas que hicieron ellas solas y que les encantó porque desde ahí pudieron tener una vista panorámica de la ciudad, visitar la turística virgen del cerro y subir al teleférico.  En este link pueden revisar los horarios y tarifas del parque metropolitano.

Cementerio General. A ambas les encantó visitarlo porque es un verdadero museo al aire libre de gran valor patrimonial. 

Nos fuimos de Shooping.

Ir de shooping, aunque no lo crean, es algo más entretenido de hacer aquí en Chile que allá en Estados Unidos. La razón es que allá los malls están en extinción desde hace mucho, sobre todo en el Estado donde ellas viven, donde apenas quedan algunas tiendas y outlets. ¿La razón? casi todo se compra por internet, algo que a mi todavía no me acomoda mucho a decir verdad porque aún soy de la idea de que si quiero comprar algo, quiero verlo, tocarlo y probarmelo en caso de ser ropa.

Almuerzo italiano.

Vapiano es un restaurant especializado en pizzas y pastas, ubicado en el Parque Arauco y en Pedro de Valdivia, a este último fuimos un día para almorzar porque es exquisito, rápido y con una atmósfera relajada ideal para pasar un rato agradable.

    OxFITbqZ5og2AHZ9StfNxte F06U 1920x1440

Turismo en Valparaíso.

    OxFVyg  2surxOJ3putSPEcNlVwn 1920x1440

La familia de Tom en su visita quiso también recorrer la ciudad de Valparaíso, y ¿cómo no si es una ciudad única que ha sido declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco? 

Ya la mamá de Tom la había visitado hace un año cuando vino a Chile por primera vez a ver a su recién nacido nieto, pero esta vez quiso repetir la visita con su hija menor y mostrarle a ella la belleza inconfundible de Valpo.

    OxFZovApIfa5MBNAlupxUDaN AlJ 1920x1440

Los lugares que visitaron fueron el Cerro Alegre, el Cerro Concepción, la plaza Sotomayor, el puerto (con paseo en lancha incluído) y el restaurante Cinzano, un clásico de clásicos. 

Para almorzar eligieron uno de mis lugares favoritos en Valparaíso, el restaurant Casa Alegre. Un lugar exquisito con comida del puerto y aire gourmet.

    OxFNJKyezbSZfWl8teBY7F9jbJ3s 1920x2560

    OxFNJKyezbSZfWl8teBY7F9jbJ3s 1920x2560

Esto si es turismo.

Ir a la feria. Esto resultó ser un panorama demasiado cool. Nada como ir a la feria, comprar harto, barato y llenarse de esa atmósfera tan especial que se genera. 

Probar un helado de Mcdonalds con manjar. ¿No me creen? De verdad que fue panorama, porque por mucho que haya Mcdonalds en todo el mundo, los productos son muy distintos en cada uno de ellos. Por ejemplo acá tenemos manjar, algo que allá no tienen, en vez de eso tienen caramelo, por eso un helado con manjar o cualquier otra cosa, un chilenito por ejemplo, se disfruta. 

Cocinar algo típico. Nosotros hicimos un día de lluvia sopaipillas ¿clásico o no? y otro día probaron un plato de porotos, y no me creeran lo mucho que les gustó, es que cocinados con cariño todo queda exquisito, sobre todo si es este plato, que a mí la verdad me encanta.

El día a día. Supongo que esto es lo rico de hacer turismo en un lugar donde vive parte de tu familia, y es que puedes hacer cosas que otros turistas no, como ir a la feria, que te acompañen a algún lugar donde tengas que trabajar (y que sea entretenido para ellos), a los lugares donde te reunes como la iglesia,  o a conocer el colegio de tu hijo o sobrino. 

Nosotros por ejemplo las invitamos al colegio de mi sobrina, algo que a Sarah le encanta ya que ella es profesora, de hecho cuando estuvimos en su país, nos invitó a nosotros a recorrer la escuela donde ella trabaja. 

Ahí pudieron hablar con la profesora de mi sobrina que domina de forma perfecta el idioma y vieron cómo la enseñanza del inglés es algo primordial de la escuela. 

Un regalo. 

Creo que la visita que recibimos fue un regalo para nosotros. La pasamos tan bien y compartimos tanto que extrañarlas ahora que volvieron a su país es algo normal. 

Para agradecerles su visita, y para mostrarles un poco más de nuestro país, algo que en poco tiempo no pudimos hacer, les regalamos el libro “Recorriendo Chile de Norte a Sur” de Norberto Seebach, un libro que capta a través de reseñas y fotografías tomadas por el autor la magia de nuestro país. La gracia del libro es que viene en idioma español y en inglés, lo que lo vuelve el regalo perfecto.

¿Qué más podríamos pedir?

Tener a parte de nuestra familia de Estados Unidos en nuestra casa fue muy lindo para nosotros, de hecho creo que todos echamos un poco de menos que estén aquí. Por eso espero poder ver pronto a Lee family y poder compartir mucho más con ellos.

Deja Tu Comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Publicar
LOADING
Copyright © 2019 Meli Torres